February, 1999

La Base Anterior Del Cráneo: Consideraciones En Tamaño E Inclinación

Oscar J. Quirós Alvarez, Ortodoncista y Onelia Crespo de Lozada, Ortodoncista

Abstract

The anterior cranial base can change in length and, or inclination and these changes will affect the measurement of the angles associated with it. The most common alterations were described by Riolo & et al. in rthe USA; and Aguila in Cuba. These findings were used to compare our records. In this work we studied 233 males and females, Venezuelan children between 5 and 12 years of age. Our results show that the mean length in boys was 70.02 mm., the mean length in girls was 67.84 mm.; the mean angle between the anterior cranial base (S – N) and Frankfort horizonta plane was 7.23 º in boys, and 6.96 º in girls.

Introducción:

La base anterior del cráneo comprende las estructuras que van desde el punto Nasion (Punto más anterior de la Sutura frontonasal) hasta el punto Silla (Centro de la Silla Turca).

La longitud de la base anterior del cráneo es variable y puede depender de diversos factores como el tipo de configuración craneal del individuo, así encontraremos personas o grupos poblacionales completos con cabeza Dolicomórfica, cuyo Cerebro es más largo en sentido anteroposterior y ligeramente estrecho transversalmente, esto determina que la base anterior sea un poco mas larga en sentido anteroposterior, estableciendo algunas consecuencias en el patrón facial tales como: La posición más protrusiva del complejo nasomaxilar, con relación a la mandíbula, debido a la rotación de la base craneal hacia adelante, y al aumento de la longitud de los segmentos medio y anterior de la base. Además se puede observar un descenso del complejo nasomaxilar al relacionarlo con el cóndilo de la mandíbula, lo cual produce que la mandíbula rote hacia abajo y hacia atrás; y en consecuencia, el plano oclusal podrá observarse inclinado de manera descendente. Esto suele generar una tendencia a retrusión mandibular, la cual puede ser contrarrestada por elementos compensatorios.

En individuos, grupos étnicos o poblaciones con cabeza Braquicefálica o Braquimórfica, cuyo cerebro es mas redondeado, corto en sentido anteroposterior y ancho en sentido transverso, la base craneal tiende a ser más horizontal y la dimensión vertical de la fosa craneal media se observa disminuida; a consecuencia de esto encontramos como una característica facial, la ubicación más posterior del maxilar, con un acortamiento del complejo nasomaxilar en su longitud, las fosas craneales anterior y media se verán acortadas, debido a que en los individuos braquicefálicos la base anterior del cráneo es más ancha pero también mas corta en sentido anteroposterior; la confluencia de todas estas características nos da como resultado una retrusión proporcional del complejo nasomaxilar, con una ubicación relativa más adelantada de la mandíbula. La tendencia de crecimiento en este tipo de individuos es hacia un perfil prognático con tendencia marcada hacia la Clase III, sin embargo existen también los mecanismos compensatorios que equilibran esta tendencia.

La inclinación de la base anterior del cráneo, puede estar alterada por factores como alteraciones morfogénicas que afecten al cráneo, traumatismos sufridos por la madre durante el embarazo, enfermedades graves durante el embarazo, posición en el útero con presión localizada y desplazamiento tisular, traumatismos al momento del nacimiento y ciertos síndromes como: Síndrome de Turner (Constitución cromosómica 45 X0), Síndrome de Klinefelter (constitución cromosómica 47 XXY).

En opinión de algunos autores las mediciones angulares que se realizan tomando como referencia a la línea S-N no son del todo confiables, el punto Nasion está ubicado en el limite externo de la sutura frontonasal, y no en la propia base, y por su ubicación este punto sufre cambios de remodelación con el crecimiento, lo cual puede producir cambios, si consideramos que si bien la migración de este punto dentro del plano Silla – Nasion es hacia adelante siguiendo la dirección del mismo, en algunos casos puede ir en dirección vertical, lo que origina una incorrecta impresión de la forma en que crece la cara de estos pacientes al relacionar radiografías seriadas de los mismos basados en sobreimposiciones de éste plano. Es de suma importancia reconocer las variaciones que sufren los ángulos involucrados al medir las relaciones maxilares con relación al plano Silla – Nasion, por la posición del mismo, por la ubicación del punto Nasion en particular, y por la impresión incorrecta que nos enmascara a las relaciones verdaderas.

Si relacionamos la inclinación del plano Silla – Nasion con el plano de Frankfort, el cual es considerado como la horizontal verdadera, el ángulo que se forma en su proyección es de 6º a 7º aproximadamente una diferencia significativa con relación a esta angulación producirá una alteración en las medidas que tomen al plano Silla – Nasion como referencia, lo que ameritará una atención especial a esos valores, para evitar un diagnostico erróneo.

Millet y Gravely mencionan, que tanto el ángulo SNA como el SNB pueden estar afectados por la longitud e inclinación de la línea Silla – Nasion, pero que al margen de eso, puede darnos un estimado razonable del prognatismo o retrognatismo de los maxilares.

Freeman (1950) demostró la variación que puede producirse con el cambio de posición de Nasion y como se mueve hacia adelante con el crecimiento del seno frontal, lo que puede producir cambios aparentes en las mediciones de los patrones esqueléticos en el tiempo ya que de hecho el punto Nasion no permanece en el mismo sitio. En el Análisis de Eastman se hace referencia a que si bien la ubicación de la Silla en el cráneo puede afectar a los ángulos SNA y SNB, no así al ángulo ANB el cual según el autor permanece estable

Sin embargo son muchos los autores y los análisis propuestos que utilizan al plano S-N como plano de referencia para sus mediciones, así encontramos entre otros los análisis de “Steiner”, “Schwartz”, “Downs”, “Björk”, “Bimler”, “Bergen”, “Lavergne”, y “Moshiri”. Otros como: “Ricketts”, “McNamara”, “Delaire”, “Leagan & Burstone” utilizan al punto Nasion como base para algunas de sus mediciones.

Para tratar de compensar las variaciones que pudieran provocar la afección de estos puntos o planos han propuesto algunos análisis como el de Ballard, el análisis de “Wits” de Jacobson, o el análisis estadístico de Jarvinen, utilizado para analizar las variaciones que se producen en el ángulo ANB.

Dependiendo de los factores antes mencionados podremos encontrarnos al realizar nuestros análisis cefalométricos variaciones en algunos ángulos que tienen como referencia el plano formado por la base anterior del cráneo (S – N); así pues si nos encontramos con una base craneal corta e inclinada las mediciones de los ángulos que están con relación a ésta estarán afectados, como ejemplo de ello tenemos la medición de los ángulos SNA y SNB los cuales darán valores menores a los establecidos. Para corroborar que la relación entre los dos maxilares es la correcta, independientemente de las alteraciones de inclinación en la base anterior, necesitamos observar la relación existente entre las dos mediciones (ANB), la cual ha sido establecida por diferentes autores en 2º con una desviación estándar de ± 2.1º aprox. para varones y ± 2.4º para hembras en los estudios de Riolo y Colaboradores. y en aprox. 4.1º ± 1.9º en promedio para pacientes del grupo Euripoide y de aprox. 5.0º ± 2.0º para el grupo Negroide en los trabajos de Aguila.

Otros Angulos que pueden verse afectados por las variaciones de inclinación de la base craneal anterior son:*

  • Angulo SND , valor promedio 76º D.S. ± 3 º
  • Angulo SN-ANS, valor promedio 87.4 º D.S. ± 4.6 º
  • Angulo SN-Pg. , valor promedio 79.3 º D.S. ± 3.5 º
  • Angulo SN-Gn, valor promedio 78.3 º D.S. ± 3.6 º
  • Angulo NS-Gn (Eje Y) valor promedio 67.3 º D.S. ± 3.9 º 
  • Angulo SN-Fh, valor promedio 7 º D.S. ± 3.1 º
  • Angulo SN-Plano Condilar, valor promedio 6.5 º D.S. ± 2.6 º
  • Angulo SN Plano palatal, valor promedio 7 º D.S. ± 3.0 º
  • Angulo SN-Plano oclusal, valor promedio 14.1 º D.S. ± 3.9
  • Angulo SN-Plmn. , valor promedio 32.9 º D.S. ± 5.2 º 
  • Angulo SN-Gn.Ar, valor promedio 89.4 º D.S. ± 4.5 º
  • Angulo SN-PTM vertical, valor promedio 103.9 º D.S. ± 5.1 º
  • Angulo SN-Ba, valor promedio 128 º D.S. ± 5.9
  • Angulo 1 (s) – NS valor promedio 103.7 º D.S. ± 4.9 º
  • Base craneal aplanada
  • Base craneal inclinada
  • Base craneal con inclinación normal

LA LONGITUD DE LA BASE

En pacientes sin anomalías craneofaciales, la medición de la longitud de la base del cráneo es variable, dependiendo de la edad y del sexo; así pues encontramos que en los trabajos realizados en la Universidad de Michigan por Riolo y colaboradores los valores encontrados en sus mediciones fueron discriminados de la siguiente manera:

Table 1.

VARONES: HEMBRAS
Edad medida en mm. medida en mm.
6 72.7 70.3
7 73.9 70.6
8 75.2 72.3
9 75.9 72.6
10 76.8 73.9
11 78.2 74.3
12 78.3 74.9
13 79.5 75.5
14 80.5 76
15 81.3 76.9
16 83.3 76.9

Otro reporte fue realizado por Aguila J. sobre dos grupos de poblaciones en Cuba, uno de origen Euripoide y el otro de origen Negroide, siendo sus resultados los siguientes:

Table 2.

VARONES HEMBRAS:
EDAD Euripoide Negroide Euripoide Negroide
5 66.4 68.0 66.0 66.9
6 66.3 68.0 66.1 66.4
7 71.7 70.9 69.6 69.9
8 69.4 69.7 66.2 67.3
9 69.8 70.1 67.8 67.7
12 72.8 71.8 70.1 69.9

Medidas en mm.

La Inclinacion De La Base

Los reportes de Riolo y colaboradores sobre el ángulo formado entre el plano S-N y el plano de Frankfort (Fh) en la muestra anteriormente descrita son los siguientes: [30]

Table 3.

VARONES HEMBRAS
Edad Medida en grados. Medida en grados.
6 6.1 6.5
7 5.9 7.2
8 5.4 6.3
9 5.4 6.4
10 5.4 6.1
11 5.3 5.6
12 4.5 6.4
13 4.0 6.2
14 4.7 6.3
15 3.9 6.0
16 3.1 4.8

Los reportes realizados por Aguila sobre las mismas mediciones sobre los pacientes cubanos de origen Euripoide y Negroide son los siguientes: [31]

Table 4.

VARONES HEMBRAS:
Edad Euripoide Negroide Euripoide Negroide
5 7.0 6.5 7.0 5.2
6 7.1 6.4 7.2 5.4
7 6.9 8.1 5.7 6.7
8 7.7 7.6 6.2 6.6
9 8.1 6.5 7.2 6.6
12 7.5 6.1 7.0 6.8

Medidas en grados.

Justificacion:

Ante la diferencia en los resultados obtenidos por los autores antes descritos decidimos tomar una muestra de pacientes del servicio de Ortodoncia Interceptiva de la Facultad de Odontología de la Universidad Central de Venezuela; esta muestra es heterogénea en lo que se refiere al mestizaje, dadas las características de la población venezolana la cual presenta uno de los mestizajes más grandes de Latinoamérica, por su ubicación geográfica y su migración no selectiva.

Material y Metodo

La selección de la muestra: La muestra fue seleccionada entre pacientes que cumplieran las siguientes condiciones: Venezolanos en Segunda generación, de edades comprendidas entre los 5 y los 14 años de edad, lo que redujo la muestra a 233 pacientes, sobre los cuales se realizo el estudio, basado en mediciones de la longitud de la base anterior del cráneo y del ángulo formado entre los planos SN y Fh, sobre radiografías laterales de cráneo tomadas a los mismos.

La medición de la longitud de la base anterior del cráneo (plano S-N) y del ángulo SN-Fh:

Para la medición de las distancias entre Silla y Nasion y del ángulo SN-Fh se procedió a una revisión de las radiografías cefálicas laterales por parte de los autores en forma separada, descartando aquellas que pudieran dar alguna imagen o medida confusa, luego se procedió a la calibración de los autores y de un auxiliar, para estandarizar las mediciones, depurar la muestra y disminuir el margen de error.

Para los efectos de las anotaciones fue diseñado un formulario que permitiese anotar los datos necesarios para la rápida localización de cualquiera de las mediciones.

Los resultados:

Los resultados fueron obtenidos mediante la aplicación de la siguiente formula para el calculo de la desviación estándar:

x² -

Medición de la longitud de la base anterior del cráneo.

Table 5.

VARONES HEMBRAS:
Edad: medida en mm. D.S. medida en mm. . D.S.
5 68.0 0.28 65.3 0.15
6 68.5 0.38 65.0 0.27
7 69.4 0.27 67.2 0.28
8 69.3 0.21 66.4 0.29
9 70.0 0.26 66.8 0.32
10 70.7 0.29 69.7 0.27
11 71.9 0.21 69.3 0.28
12 72.3 0.35 68.4 0.26
13 69.6 1.01 70.0 0.26
14 70.5 0.20 70.3 0.28

El promedio general fue de 70.02 mm. en varones ±1.37 mm. y de 67.84 mm. ± 1.96 mm. en hembras.

En las mediciones realizadas en el ángulo formado entre el plano SN y el plano de Frankfort obtuvimos los siguientes resultados:

Table 6.

VARONES HEMBRAS:
Edad Medida en º D.S. Medida en º D.S.
5 7.0 2.8 7.1 2.5
6 6.9 3.2 7.0 2.9
7 7.5 2.4 7.2 2.1
8 7.3 3.5 7.0 4.2
9 6.7 4.2 6.9 2.6
10 8.1 2.1 7.2. 2.6
11 7.4 3.1 6.8 3.6
12 6.8 3.5 7.2 2.5
13 7.6 2.2 6.3 2.8
14 7.0 2.3 6.9 3.1

El promedio general fue de 7.23 º ± 0.43 en varones y de 6.96 ± 0.27 en hembras.

Analisis De Los Resultados

Existe alguna diferencia entre los valores obtenidos en nuestra muestra, al relacionarlos con los otros trabajos de Riolo y colaboradores, los cuales si bien son parecidos a los nuestros con relación a la longitud de la base, difieren en cuanto al ángulo SN con Fh en cuya medición el promedio de Riolo en su muestra fue de 4.85º en varones y 5.43º en hembras, igualmente los valores obtenidos por Aguila en sus reportes en lo referente a la longitud de la base anterior del cráneo son parecidos a los nuestros y a los de Riolo y colaboradores, con relación al ángulo de la base anterior con Fh, los promedios obtenidos por Aguila: 7.38º en varones Euripoides, 6.86º en varones negroides, 6.79º en hembras Euripoides y 6.21º en hembras negroides tienen cierta cercanía al promedio de 7.23º para varones y 6.96º para hembras obtenido en nuestro trabajo, quizá por lo parecido de nuestras razas y mestizaje latino.

Conclusiones y Recomendaciones

La inclinación de la base anterior del cráneo, puede darnos una falsa idea de alteración en los valores que con ella se relacionan, así pues veremos que los ángulos formados entre los planos verticales y el plano SN, al aumentar la inclinación de la base (mayor de 7º) se verán disminuidos en sus valores, mientras que si la base tiende a ser más paralela a Frankfort (menor de 7) los valores de estos ángulos se verán aumentados, lo contrario sucede con los ángulos formados entre la base anterior y los planos horizontales, los cuales se verán aumentados al estar la base más inclinada y disminuidos al estar más aplanada u horizontal.

Se recomienda medir la inclinación de la base anterior del cráneo cada vez que tengamos alguna duda sobre los valores obtenidos en las mediciones de los ángulos ya mencionados, y como medida compensatoria podremos sumar o restar las diferencias obtenidas, ya sea el caso de un aumento en la inclinación o un aplanamiento respectivamente.

Ejemplo: en un paciente con unos valores de SNA = 77º, SNB = 75º, SN-Gn = 72º, al verificar la inclinación de la base nos encontramos un ángulo NS-Fh = 12º, (aprox. 5º por sobre el valor normal) para compensar nuestros valores deberíamos sumar: SNA=77 + 5 = 82, (SNA compensado = 82), SNB= 75 + 5 = 80 (SNB compensado = 80) y restar en SN-Gn = 72 – 5 = 67º (SN-Gn compensado = 67º), de igual manera se procede con los otros ángulos que pueden estar afectados por la inclinación de la base, lo que nos facilitará el diagnostico cefalométrico del paciente.

Table 7. ANEXO – Formulario para anotar los datos obtenidos de la muestra. Agrupar por sexo y por edad.

Paciente. Sexo_____ Edad:____
Base anterior mm. < SN- Fh

Referencias

1. Enlow-Donald H.0; Variaciones normales en la forma facial y fundamento anatómico de las maloclusiones; Crecimiento Maxilofacial; Cap. 6; p-204 Interamericana-McGraw-Hill tercera edición 1992.

2. Enlow-Donald H.; Variaciones normales en la forma facial y fundamento anatómico de las maloclusiones; Crecimiento maxilofacial ;Cap.6 p-205 De. Interamericana – Mc.Graw-Hill tercera edición 1992.

3. Quirós – O. J.; Etiología de las Maloclusiones, pp. 13; Manual de Ortopedia Funcional de los Maxilares y Ortodoncia Interceptiva; Actualidades Medico Odontológicas Latinoamérica C.A. Caracas – Venezuela 1993.

4. Babic-M; Scepan-I; Micic-M. Comparative cephalometric analysis in patients with X-chronosome aneuploidy. Arch-Oral-Biol. 1993 Feb; 38(2): 179-83

5. Houston -W.J.B.; Tulley-W.J.; Manual de Ortodoncia; Análisis Cefalométrico; pp.85; De. El manual moderno S.A. de C.V.; México; 1988.

6. Riolo-M.L.; Moyers-R.E.; McNamara-J.A.;Hunter-W.S. An atlas of craneofacial Growth Cephalometric standards from the University School Growth Study, The University of Michigan 1974.

7. Aguila-F.Juan; Aguila-Graciela; Atlas de Cefalometría;Variables esqueletales, mediciones angulares variable 11 pp.21 De. JIMS S.A. España 1991

8. Proffit-William R.; Fields-H.; Ackerman-J.; Thomas-P.M. y Camilla Tulloch-J.F.; Contemporary Orthodontics; Orthodontic Diagnosis:The development of a problem list; The C.V. Mosby Company; USA. 1986.

9. Millett – D.; Gravely – J.F. The Assesment of Antero-posterior Dental Base Relationships; Britsh Journal of Orthodontics; Vol 18; pp.1286; 1991

10. Millet – D.; Gravely – J.F. ;The Assesment of Antero-posterior Dental Base Relationships; British Journal of Orthodontics; Vol 18 Nº 4 pp.287. 1991.

11. Moshiri.-F.;Jung,- S.; Sclarof,- A.; Marsh,- J.; and Gay,-W.D. Surgical Diagnosis and Treatment Planning: a visual approach. ; JCO; vol XVI nº 1, 1982.

12. Aristigueta Ricardo; Ortodoncia Preventiva Clínica; De. Monserrate ltda. Bogotá 1985.

13. Raymond- C.T. Atlas of Orthodontic Principles; The C.V.Mosby Company, St. Luis; 1970.

14. Lipszyc-M.; Toronovitski- L.; Zeilinsky – L. y otros; Cefalometría Clínica, Primera edición; Ed.Mundi S.A. Buenos Aires; 1966.

15. Enlow – D.H.; Crecimiento Maxilo facial; Tercera edición Interamericana McGraw – Hill 1992.

16. Oliver – Richard G.; Cephalometric Analysis Comparing five different methods; British Journal of orthodontics; vol 18; pp. 1277-1283; 1991.

17. Quirós – O J.; Análisis para la medición de cambios dentofaciales de Quirós; Manual de Ortopedia Funcional de los Maxilares y Ortodoncia interceptiva; De. Actualidades Medico Odontológicas Latinoamérica, C.A. Caracas Venezuela 1993.

18. Baunrind- S. and Frantz – R.C.; The reliability of Headfilm measurements 1.Landmark identification.; A.J.O. 60, 111-127; 1971

19. Steiner,-C.C. Cephalometrics for you and me. A.J.O.;39 , 729-755; 1953.

20. Bimler, – H.P. Analisis cefalométrico como fundamento de ortopedia; Ed. Mundi; Argentina; 1977.

21. Ballard-C.F. Recent work in North America as it affects orthodontic diagnosis and treatment.; Dental Record, 71 , pp 85-89; 1951

22. Bishara,-S.E.; Fahl- J.A. and Peterson – L.C.; Longitudinal changes in the ANB angle and “Wits”appraisal: Clinical implications. AJO. 84, 133-139, 1983.

23. Jacobson – A.; The “Wits”Appraisal of the jaw disharmony. AJO. 67, 125-138; 1975.

24. Jacobson -A.; Application of “Wits”Appraisal. AJO. 70, 179-189; 1976.

25. Jacobson – A.; Update on the “Wits”Appraisal. Angle Orthodontics, 57, 205-219; 1988.

26. Jarvinen – S. An analysis of the variation of the ANB angle: A statistical appraisal. AJO. 87,144-146; 1985.

27. Jarvinen – S.;Floating Norms for the ANB angle as guiadance for clinical cosiderations. AJO. ; 90, 383-387; 1996.

28. Riolo-M.L.; Moyers-R.E.; McNamara-J.A.;Hunter-W.S. An atlas of craneofacial Growth Cephalometric standards from the Unniversity School Growth Study, The University of Michigan 1974.

29. Aguila-F.Juan; Aguila-Graciela; Atlas de Cefalometría; Variables esqueletales, mediciones angulares variable 11 pp.21 De. JIMS S.A. España 1991.

30. Riolo-M.L.; Moyers-R.E; McNamara-J.A.;Hunter-W.S. An atlas of Craniofacial Growth: Cephalometric Standars from the University School Growth Study, The University of Michigan 1974.

31. Aguila-F.Juan; Aguila,Graciela; Atlas de cefalometría; variables esqueletales, mediciones lineales, variable 53 pp.66 Ed. JIMS s.a. España 1991.


Contributed by:

scar J. Quirós Alvarez, Ortodoncista
Profesor agregado de la Cátedra de Ortodoncia de la UCV. Profesor del postgrado de Ortodoncia de la UCV. Caracas, Venezuela. Director de Acta Odontologica Venezolana

Onelia Crespo de Lozada, Ortodoncista
Profesor Agregado UCV. Coordinadora del área de Ortodoncia interceptiva del postgrado de Odontopediatría de la UCV. Caracas Venezuela.

Be the first to leave a comment.

Leave a Reply